Administrador Famae No hay comentarios


Análisis Tribológico y su impacto en el CMIF Punta Arenas

 

Hoy en día la responsabilidad social de FAMAE ha generado que los recursos fiscales sean optimizados y que el impacto medioambiental sea mitigado, así podemos apreciar que la tendencia mundial es a las energías limpias, al reciclaje, la reutilización, así como la trazabilidad de los productos desde la obtención de las materias primas hasta la disposición final. FAMAE no es ajeno a esta realidad, en particular ha hecho un esfuerzo en la eliminación y reducción de los residuos contaminantes, como también en la optimización de los recursos para poder dar el máximo de satisfacción al mantenimiento de los vehículos acorazados con los recursos disponibles, siempre escasos en relación a las necesidades.

Un ejemplo de esto es la adquisición de equipos para el análisis de lubricantes de motores, transmisiones, diferenciales y sistemas hidráulicos, que miden parámetros tales como número básico total (TBN),% de agua, insolubles, viscosidad, numero de ácido total (TAN), etc., los que indican si un lubricante mantiene las propiedades para cumplir su función. Cierto tipo de vehículos, ya sea por perfil de uso, recursos económicos, programas de entrenamiento y/o ejercicios de las tripulaciones, no alcanzan a completar las horas de trabajo y/o kilómetros recorridos recomendados por el fabricante para hacer los cambios de lubricante, lo que se hacía hasta hace un par de años atrás, por políticas de mantenimiento 1 vez al año para lo referido a motor y transmisión, lo que será el objeto de estudio del presente artículo.

Lo anterior, sumado a la flota de vehículos que se dispone, significando una cuantiosa suma de dinero y generación de residuos, lo cual se intentará cuantificar con la experiencia obtenida por el Centro de Mantenimiento Industrial FAMAE “Punta Arenas” y con datos objetivos como parte del proceso de mejora continua, si la decisión fue la acertada y también la proposición de mejoras al sistema de análisis tribológico (palabra que proviene del griego «tribos», cuyo significado en español es roce o frotación, en la actualidad la tribología es parte de las ciencias de la ingeniería que se preocupa del estudio de la fricción, el desgaste y la lubricación de sistemas lubricados cerrados).

Para analizar la experiencia obtenida se presenta en primer lugar una tabla con los medios acorazados sujetos de análisis, a los cuales se les realizó el cambio de lubricantes el año anterior, por lo tanto se inicia de la base que toda la muestra inició con aceite nuevo, en donde al año siguiente se les realizó análisis de estos para determinar su condición y si fuera necesario cambio, como parte del mantenimiento conservativo programado, específicamente LIM 2:

     

Del 100% de los vehículos solo un 32% necesitó cambio de aceite de motor y un 17% cambio de aceite de transmisión, lo que significó un ahorro de 83,22 % del costo total si se hubiera realizado a la totalidad de los vehículos, tal cual se venía realizando.

Con estos datos objetivos se confirma que el análisis de aceite es una herramienta efectiva para la optimización de los recursos y también para garantizar que el aceite se encuentre con las propiedades optimas que el fabricante recomienda en la operación normal del activo, a su vez es un impulso para evaluar la adquisición de otro tipos de máquinas de análisis, para pasar del mantenimiento preventivo y recuperativo actual, a un mantenimiento predictivo, haciendo un símil con un análisis de sangre del cuerpo humano, el que según los rangos podría indicar las partes del cuerpo que podrían estar sin problemas, también dependiendo de los residuos encontrados en el aceite podríamos inferir el desgaste excesivo de algún componente, lo cual podría derivar en una falla catastrófica del vehículo, por ejemplo teniendo con anterioridad la identificación de los tipos de metales con que el motor fue construido y determinando cuales son los porcentajes anormales de metales en suspensión se podría saber que componente(s) podrían estar presentando anomalías y de esta manera reemplazar o reparar antes que el vehículo presente una falla mayor. El Ejército norteamericano tiene caracterizados todos los componentes de sus motores justamente para prevenir fallas y aumentar su confiabilidad y disponibilidad, es así como por  ejemplo el motor 8V71T utilizado en los vehículos M-109 se componen de los materiales indicados en la imagen, como también indica los rangos normales de metales en el aceite y los rangos en los cuales se deberían tomar medidas para evitar fallas catastróficas de alto costo.

El mantener un control del aceite de los vehículos trae beneficios, al saber de forma certera que el lubricante esta en óptimas condiciones para su uso, permitiendo de esta forma prolongar la vida útil de los componentes sometidos a fricción y altas temperaturas, como también la optimización de los recursos, ya sea extendiendo la vida útil del lubricante entre cambios, o al prevenir fallas antes que estas ocurran, determinado al medir los porcentajes de minerales disueltos en los aceites usados, lo que indicaría que el aceite ya está listo para ser cambiado o en caso de concentraciones anormales, se podría establecer el lugar específico del desgaste dependiendo de la composición en la fabricación del motor, sea cual sea el resultado del análisis solo significaría una ganancia para la institución, además de reducir el impacto ambiental, al producir menos residuos peligrosos (aceites, filtros, etc.), contribuyendo de ésta forma al cuidado por el medio ambiente y finalmente haciendo un mejor uso de los recursos.